¿Tú Darías de Comer a los Trolls de Internet?

By | 10 Abril, 2012

No estoy cambiando la temática del blog si es lo que piensas tras leer el título del post, ni muchísimo menos.

Mi intención pasa por exponer dos puntos de vista que circulan por Internet y que decidas lo mejor para tus intereses.

Pero que es un troll en la jerga de Internet. Según la Wikipedia:

Un troll o trol es un vocablo de Internet que describe a una persona que sólo busca provocar intencionadamente a los usuarios o lectores, creando controversia, provocar reacciones predecibles, especialmente por parte de usuarios novatos, con fines diversos, desde el simple divertimento hasta interrumpir o desviar los temas de las discusiones, o bien provocar flamewars, enfadando a sus participantes y enfrentándolos entre sí. El troll puede ser más o menos sofisticado, desde mensajes groseros, ofensivos o fuera de tema, sutiles provocaciones o mentiras difíciles de detectar, con la intención en cualquier caso de confundir o provocar la reacción de los demás. Actualmente también se usa este término para cualquier tipo de travesura. Aunque originalmente el término sólo se refería a la práctica en sí y no a la persona, un desplazamiento metonímico posterior ha hecho que también se aplique a las personas que presuntamente incurren en ese tipo de prácticas. Su origen etimológico más probable evoca la idea de «morder el anzuelo» (troll es un tipo de pesca en inglés).

Nunca se puede agradecer lo suficiente a nuestros lectores por visitar y leer nuestro blog, y que decir tiene de aquellos que además dejan sus opiniones.

El área de comentarios debe ser un lugar muy abierto donde exponer puntos de vista opuestos y debatir. Yo particularmente hago un filtro para evitar los ofensivos y obscenos, pero nunca pretendo rehuir el debate con nadie.

En este punto aparecen los trolls, y las opiniones encontradas a la hora de “alimentarlos o no”.

A favor de No alimentar a los Trolls

Estamos de acuerdo en que siempre podemos discrepar pero sin ser desagradables.

¿Cómo nos podemos enfrentar a los trolls?

1-No dejes de reconocer a un troll cuando te aparece. Un troll es alguien que hace comentarios extravagantes y ofensivos, no se trata de alguien que no está de acuerdo contigo sin más, pues en ocasiones puede compartir tu punto de vista sobre un tema determinado. La cuestión tiene que ver más con el tono que utilizan, que es lo que sobre en tu blog.

2-No trates al troll con la misma moneda. Jamás te pongas a su altura, trata en todo momento de ser amable en tus respuestas.

3-No expongas públicamente el “comentario” del troll. Esto sólo provocará un conflicto mucho más desagradable. Si consideras que has sido tratado de manera injusta, la confrontación debe ser privada.

4-Si el troll no cede, pasa por alto sus cometarios. Si no responde a tus esfuerzos privados por llegar a hacer bien las cosas, debes pasar por alto sus comentarios desde ese mismo momento, verás cómo tarde o temprano desaparece.

5-No te conviertas en otro troll.

 

A favor de alimentar a los Trolls

Muy por el contrario, existe otra corriente que considera que un troll es una figura importante para el éxito de un blog. Solo tienes que tener en cuenta aspectos legales y de la más simple educación.

Tener un troll rondando por tu bitácora puede suponer:

1-Tráfico. Es decir, a todos nos gusta la polémica y nos apuntamos a un “bombardeo”, aunque solo sea para cotillear.

2-Comentarios. Además de los del troll, la gente irá haciendo más comentarios, y estos muy probablemente aportarán valor a la conversación mejorando los post.

3-Aumento de seguidores en las redes sociales. Muy especialmente en Twitter. Un troll ayuda a llamar la atención.

4-Aumento de suscriptores. Al hilo de lo anterior, un aumento de la atención y del tráfico se traduce en más suscriptores. Nuestra finalidad máxima.

5-Mejora el posicionamiento. Si la discusión tiene repercusión, puede que otros bloggers enlacen a tu blog para hacer seguimiento.

6-Contenido. Los comentarios de los trolls son una estupenda fuente de contenido gratis.

7-Esta, “nuestra comunidad”. Si el troll se mete contigo no tardarán en salir tus defensores, generalmente los más fieles.

8-Aprovecha las críticas. Solo cuando tenga razón en algún punto de la discusión.

9-Éxito personal. Tener en exclusiva un troll puede darte la consideración de personaje respetado dentro de tu nicho de mercado.

Como ves, todo depende del punto de vista. Donde unos ven problemas otros encuentran oportunidades. En fin, ¿te suena no?

¿Ya tienes tu propio Troll? Dame tu opinión de estos personajes.

Descarga Gratis el Curso: “21 Días Para Mejorar el rendimiento de tu Blog”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *